1. Crediteria.es
  2. >
  3. Info para deudores
  4. >
  5. ¿Cómo puedo saber si estoy inscrito en un fichero de morosos?

¿Cómo puedo saber si estoy inscrito en un fichero de morosos?

como saber si estas en una lista de deudores

Tener un historial crediticio negativo cierra muchas puertas, sobre todo, a la financiación. Estar en registros de morosos como Asnef o RAI pone en preaviso a las empresas que financian y conceden créditos de que somos un mal pagador, por lo que, si estamos solicitando un crédito o una compra al consumo, rápidamente se no denegará.

Cuando solicitamos un préstamo, las entidades financieras tienen la obligación de evaluar nuestra solvencia para analizar si vamos a ser capaces de pagarlo, de acuerdo a nuestras finanzas personales. Por otro lado, es importante que nosotros nos planteemos una serie de cuestiones antes de endeudarnos.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Requisitos, condiciones, opiniones… ¡Todo sobre Sol Crédito!
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wandoo: su transparencia es su mayor fuerza
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

 En cualquier circunstancia, es crucial intentar evitar cometer un impago, ya que quedar incluido en listados de morosos sólo nos acarreará inconvenientes, problemas y dolores de cabeza.

Si por cualquier circunstancia nos surgiera algún imprevisto para pagar, es mejor ponernos en contacto con la compañía y negociar con ellos, puesto que pueden otorgarnos algún mes de carencia o aplazar los pagos, evitándonos intereses altos de demora y la inclusión en registros como Asnef o RAI.

Si aún así, estuviéramos ya registrados en un fichero de morosos, hay que procurar saldar la deuda antes de pedir un crédito u otro producto financiero, de lo contrario podemos incurrir en un sobreendeudamiento y aumentar nuestros problemas financieros.

Pese a que en España la Ley Orgánica 5/1992 establece que, cuando se incluye a una persona en una lista de morosos, el afectado debe ser avisado en un plazo máximo de 30 días para que éste pueda ejercer sus derechos de información, rectificación y cancelación, a menudo esta notificación no llega al interesado (muchas veces se envía a direcciones antiguas). De esta forma, los afectados no tienen constancia de su inclusión en una lista de morosos hasta que no solicitan un préstamo a una entidad bancaria o intentan realizar algún trámite como contratar una línea telefónica.

Pasos para saber si figuramos en un fichero de morosos

Cualquier entidad financiera puede informar a sus clientes de si están o no en un fichero de morosos, aunque no podrá detallarle por qué deuda ni qué empresa le ha incluido en el registro.

Asimismo, podremos dirigirnos al registro de morosos. Aunque en España existen más de 100 ficheros de morosidad, los registros más utilizados por las empresas españolas son Asnef (Asociación Nacional de Entidades de Financiación) y Rai (Registro de Aceptaciones Impagadas).

La consulta de datos en estos ficheros se puede realizar por varias vías:

  • Con Asnef, por correo electrónico (asnef@asnef.com); correo postal (Velázquez 64-66, 2º, 28001, Madrid) o teléfono (91 781 44 00). La documentación que nos van a solicitar será el DNI o CIF, una dirección postal y los documentos referidos a la deuda.
  • Con RAI la consulta puede hacerse accediendo a la página web oficial del fichero y rellenando el formulario de solicitud. Para más información también se puede llamar al teléfono 91 372 92 62.

Finalmente, el interesado también puede dirigirse a cualquier otra entidad participante del sistema, es decir, quién nos ha incluido en el registro de morosos (la compañía telefónica o eléctrica, etc.). No obstante, hay que tener en cuenta que en ocasiones el acreedor no ostenta la titularidad de estas listas, sino que ésta recae en empresas especializadas de cobro.

¿Cómo se puede salir de los ficheros de morosos?

La única forma de salir de un fichero de morosos es saldando la deuda. Una vez abonada, el acreedor está obligado a comunicar al fichero la cancelación de la deuda en un plazo de una semana.

 En la mayoría de los casos, se nos pedirá que demostremos por escrito que la deuda se ha saldado al 100%.

Sin embargo, es aconsejable que sea el propio cliente quien se asegure de que ya no forma parte del registro de morosos, y sea él mismo quien acredite ante el fichero la extinción de la deuda. Para ello deberá presentar la documentación requerida (un recibo, un resguardo bancario o una factura) y una fotocopia del DNI. El fichero deberá responder en un plazo máximo de 10 días.

Si el cliente no recibe respuesta en ese plazo, es conviene presentar una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos adjuntando copia de los trámites realizados y de la solicitud de la baja.

Si se comprueba que seguimos apareciendo en el registro pese a haber saldado nuestra deuda, podemos ponernos en contacto con la empresa que nos inscribió para que nos elimine definitivamente.

Aunque la ley permite conservar hasta 6 años los datos de antiguos morosos, esta práctica no es frecuente y la mayoría de registros optan por eliminarlos en un periodo breve de tiempo, por lo que a efectos prácticos será como si nunca hubiésemos pertenecido a este fichero.