1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cómo conseguir dinero rápido sin disgustos de por medio?

¿Cómo conseguir dinero rápido sin disgustos de por medio?

Al hablar de financiación, es preciso dejar claro las posibles diferencias que existen entre el préstamo y el crédito.

Si bien ambos tienen en común ser un instrumento de financiación, el crédito, a diferencia del préstamo, permite que el cliente pueda disponer del total de dinero prestado, es decir, el solicitante del crédito puede elegir entre disponer de la totalidad de la cuantía o de la parte de ésta que estime pertinente.
Además, en el crédito únicamente se exigirá el pago de intereses con respecto a la cantidad de que se haya dispuesto efectivamente.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

A través de ambos productos económicos, todo cliente podrá disponer de un dinero “extra” en un momento preciso dado.

Con independencia del tipo de instrumento que se solicite, tanto para que se proceda a dar curso a la solicitud de un crédito como de un préstamo, se establecen unos requisitos de carácter general. Así, todo el proceso se tramita vía online, de forma de que el cliente pueda solicitar la cuantía que necesite con un simple móvil. Todo cuanto necesita es un dispositivo que le permita conectarse a internet. Así de fácil.

¿Qué pasos debo seguir?

Conseguir dinero rápido mediante un préstamo o un crédito es un proceso rápido, sencillo y accesible. Iniciarlo tan sólo requiere rellenar una solicitud con los datos personales del cliente (nombre y apellidos, teléfono de contacto o correo electrónico correspondiente, cuantía solicitada y número de plazos de devolución) así como el envío de la documentación necesaria. Como regla general, las financieras privadas que conceden financiación al instante vienen solicitando la siguiente documentación:

  •  Documento Nacional de Identidad o NIE
  • Número de cuenta bancaria donde se vaya a realizar el ingreso
  • Nómina de los últimos dos o tres meses, o certificado de ingresos periódicos equivalente. En relación con este último requisito, cabe señalar que actualmente son muchas las entidades financieras de carácter privado que facilitan liquidez a sus clientes sin necesidad de presentar estos documentos.

Con el fin de que la entidad prestamista pueda cursar la solicitud, se necesita cumplir unos requisitos mínimos: mayoría de edad, residencia en España, y disponer de una cuenta bancaria donde se vaya a realizar el ingreso.
Una vez que se ha rellenado la solicitud y aportado la documentación necesaria, la entidad prestamista emitirá una respuesta con carácter inmediato. Si la solicitud se aprueba satisfactoriamente, se procederá a ingresar el dinero en la cuenta indicada de forma instantánea, de manera que en apenas unos minutos se podrá disfrutar de la cuantía solicitada.
Sin embargo, en el caso de que el banco del cliente sea diferente de aquél con el que trabaje la entidad prestamista, la transferencia puede retrasarse unas 48 horas más. Como último requisito, una vez el cliente haya leído detenidamente las condiciones estipuladas, se procederá a la firma del contrato.

¿Por qué es una forma segura de obtener liquidez?

Es posible que suscite error el hecho de que realizarse el proceso de solicitud íntegramente online y sin necesidad de papeleo genere un riesgo a la hora de introducir nuestros datos bancarios.
A pesar de esa desconfianza inicial, el usuario podrá comprobar que numerosas financieras privadas ya son referentes en tramitaciones de créditos en el mercado financiero europeo.
Por otro lado, también podremos saber mediante la plataforma online de la entidad prestamista si los datos se procesan de manera segura y fiable a través de ficheros encriptados.
Finalmente, ante una posible infracción en el tratamiento de los datos, tendremos la posibilidad de dirigirnos ante el responsable del fichero para proceder a la subsanación correspondiente mediante la rectificación o cancelación de los mismos.
Como garantía de su fiabilidad, las páginas web correspondientes a financieras privadas suelen contener un foro donde contrastar opiniones de clientes reales que avalen la buena gestión de las mismas. Asimismo, existen teléfonos de atención personalizada donde recibirás la asistencia de profesionales ante cualquier duda que pueda surgir.

¿Cuál es la forma de pago?

Como ya hemos visto anteriormente, a diferencia del préstamo, el crédito permite que el cliente pueda disponer o no la del total de dinero prestado, esto es, el cliente podrá escoger entre disponer de la cuantía total o de la parte de ésta que considere pertinente. Respecto al abono de intereses, únicamente se va a exigir en relación a la cantidad de que se efectivamente se haya dispuesto.

Cuando se tramitan créditos online al instante es posible cambiar la forma de pago siempre que el cliente así lo solicite, atendiendo a sus preferencias. Así, el usuario podrá seleccionar la cantidad que abonará cada mes.

La tramitación de un crédito online hace posible ampliar la cantidad deseada, programar un pago de forma automática o proceder a la devolución de la suma prestada con anterioridad al vencimiento con el fin de lograr el ahorro de intereses.