1. Crediteria.es
  2. >
  3. ¿Cómo acceder a préstamos sin aval bancario?

¿Cómo acceder a préstamos sin aval bancario?

En los contratos de financiación o de préstamos, el aval aparece como la tercera parte que ofrece la garantía de devolución del producto crediticio, en los casos en que el deudor no hiciera efectivo el pago del mismo por cuenta propia. El avalista se compromete formalmente a asumir la deuda, ya sea por partes o en su totalidad, de acuerdo a los términos estipulados en el contrato.

Préstamos sin avales

Los préstamos sin aval ni nómina suelen otorgarse a clientes que poseen un buen historial crediticio, no se requieren otras garantías como un inmueble en propiedad o la escritura de un coche, como requisito para el recobro de la deuda por parte de la entidad; ya sea un banco o una entidad de financiación. Se trata de pocas cantidades de dinero y los trámites de la solicitud son igualmente rápidos y fáciles.

Hay dos tipos de crédito que es posible solicitar sin que sea necesario disponer de un aval bancario. Si se consideran dos tipos principales de crédito, estamos hablando de créditos por hipoteca y créditos personales. En estos últimos, resulta más sencillo conseguir la financiación que en los primeros; los bancos no suelen exigir garantías como una vivienda hipotecada para conceder este préstamo, aunque sí es imprescindible justificar los ingresos actuales del cliente.

Préstamos personales

El préstamo sin aval es un producto financiero muy popular entre los clientes de las entidades crediticias, pues les permiten solucionar sus problemas de liquidez en situaciones puntuales. Entre estos productos, se encuentra el préstamo al consumo, que tiene como propósito financiar bienes como la compra a plazos de un coche o una moto, la decoración del hogar,  gastos de estudios, o viajes.

Muchas entidades cuentan con un simulador de préstamos que sirve para hacer el cálculo de las cuotas e intereses del préstamo a pagar. El préstamo sin aval es un producto de alto riesgo, precisamente por su alta probabilidad de impago; por esta razón, los montos que los bancos otorgan suelen ser muy bajos en contraposición al interés anual, que llega a ser muy elevado.

Requisitos y Trámites

Todos los requisitos para la obtención de un crédito están pensados para que la entidad financiera pueda dar constancia de la solvencia de sus clientes y asegurar el reembolso de la cantidad de dinero dado en préstamo, así como de los intereses correspondientes. Se trata de requisitos básicos que casi todo el mundo puede cumplir.

  • En primer lugar, sólo se conceden productos crediticios a personas físicas mayores de 18 años. Algunas empresas establecen el límite en los 21 años.
  • Es importante que la entidad financiera tenga constancia demostrable del estado de solvencia de su cliente. Éste debe contar con una fuente legal de ingresos fijos, que sean superiores a la deuda contraída con la entidad.
  • Los bancos suelen pedir documentación extra para llevar a cabo su estudio del préstamo.
  • En los contratos se incluyen una serie de apartados con terminología técnica que es importante que el cliente conozca; esto le evitará sorpresas no deseadas en el desglose de su estado bancario.
  • El cliente debe conocer el límite del importe que puede solicitar, así como las comisiones y tasas extra que deberá pagar y el plazo estipulado para devolver su préstamo sin aval.

Cómo contrato un préstamo sin aval

Para solicitar el préstamo sin aval, no es necesario contar con demasiados requisitos además de los ya mencionados. Normalmente, el cliente acude a su banco o entidad financiera, donde tendrá domiciliada su nómina. La negociación suele hacerse en persona. El asesor bancario debe informar debidamente a cada cliente acerca de todas las condiciones del préstamo que constarán en el contrato.

El cliente debe conocer los detalles del TAE correspondiente al producto, estas tasas son por lo general muy altas. Así mismo, el cliente debe conocer el monto de cada cuota mensual y anual que ha de abonar para la devolución del préstamo. Es recomendable leer cuidadosamente cada epígrafe del contrato del préstamo antes de firmarlo.

También existe la opción para solicitar el crédito sin aval a través de la web, es decir, de forma online. Algo bastante habitual hoy en día. No obstante, esta opción no se encuentra disponible en todas las entidades de crédito. A través de esta vía, hay empresas que ofrecen una oferta inicial como una rebaja en el tipo de interés o en el pago de la primera cuota. Esta opción no suele estar disponible cuando se realiza la negociación en persona.

A la hora de elegir este tipo de préstamo es importante tener en cuenta la fiabilidad de la entidad financiera para garantizar una negociación transparente y sin sorpresas desagradables en las cuotas mensuales. Otro factor a tener en cuenta en el momento de solicitar el préstamo sin aval es la cantidad exacta que se va a solicitar; así el cliente puede elegir convenientemente la entidad a la cual solicitarlo.