1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Calcular TAE: ¿cómo hacerlo?

Calcular TAE: ¿cómo hacerlo?

calcular TAE

Cuando se pide un crédito o un préstamo, es habitual prestar atención al importe que se va a pagar cada mes, pero no es tan habitual informarse de la TAE, que es lo que en realidad va a costar ese dinero que hemos pedido prestado. 

La TAE, Tasa Anual Equivalente, es el importe que se va a pagar por un préstamo o crédito. En ella están incluidos los gastos y comisiones del crédito o préstamo y también el interés que vamos a pagar cada mes. Así, es la TAE la que determina el coste real de un producto financiero, aunque se trate de un crédito rápido que se deba devolver en un mes o en pocos meses.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Cómo calcular la TAE

Antes de pedir un crédito o un préstamo, se ha de considerar con detenimiento si realmente es necesario pedir dinero prestado, pues es un dinero que se compra. Si se toma la decisión, es importante comparar entre distintas entidades, ya sean bancarias o empresas prestamistas de capital privado, y saber qué TAE aplican a sus productos financieros. Por lo general, solemos fijarnos en el TIN, que es el interés que pagaremos cada mes, pero en realidad es a través de la TAE que sabremos cuánto nos está costando en realidad el crédito o préstamo.

Para calcular la TAE, se utiliza una sencilla fórmula:

(1+r/f).f-1

“r” es el TIN, tipo de interés nominal, el que se paga cada mes por el crédito o préstamo. En la fórmula, se representa en forma de cálculo a tanto por uno. Como ejemplo, si el interés nominal es del 5%, “r” en la fórmula corresponderá a 0,05.

“f” corresponde a la frecuencia de pago del crédito o préstamo, es decir, al tiempo que vamos a tardar en devolver el dinero.

En el caso de los minicréditos, el dinero que vamos a devolver queda claramente expresado, pues se suelen devolver en un plazo medio de treinta días y el interés no suele ser mayor a un euro por día, incluso puede ser menor y variar dependiendo de los días que tardemos en devolverlo.

En el caso de los préstamos por una cantidad de dinero más elevada y un mayor tiempo de devolución, se ha de tener en cuenta que pueden conllevar otros gastos, como los de notaría y seguros, que no están incluidos en la TAE. De ese modo, muy probablemente esos gastos queden descontados del dinero del préstamo concedido, por lo que no dispondremos de toda la cantidad solicitada, pero deberemos devolverla.

Por ese motivo, es muy importante, antes de tomar una decisión, saber con exactitud cuánto va a costar una operación financiera, cuánto deberemos pagar por ella y de cuánto dinero vamos a poder disponer.

Se ha de tener en cuenta que un préstamo personal no conlleva los mismos gastos que un préstamo hipotecario. Al comprar una vivienda, se ha de pagar la tasación, gastos de notaría, registro, gestoría, intermediarios si los hay, seguros obligatorios e impuestos. Estos gastos no están incluidos en la TAE, pero sí puede ser necesario utilizar dinero del préstamo hipotecario concedido para hacer frente a ellos.

También es necesario saber, antes de aceptar cualquier tipo de préstamo o crédito, cuáles son los gastos por cancelación anticipada, ya que al cancelar la deuda antes de que venza el plazo se podrá ahorrar una cantidad de dinero, pero algunas entidades penalizan esta acción, ya que pierden dinero con los intereses que no se van a pagar.

Qué tener en cuenta al solicitar un préstamo

Cuando se va a solicitar un préstamo o un crédito, lo más importante es tener la seguridad de que el dinero se podrá devolver en el plazo de tiempo acordado, de lo contrario las consecuencias serán los intereses de demora, penalización y estar en una lista de morosos. Cuando se pide dinero prestado, aunque la entidad ofrezca una cantidad sin necesidad de aval, lo cierto es que el titular del préstamo o crédito hace frente a la deuda con todos sus bienes presentes y futuros, ese es su aval.

El dinero que va a prestar una entidad, ya sea bancaria o una empresa prestamista de capital privado, dependerá de los ingresos del solicitante y de su capacidad de endeudamiento, es decir, del dinero que le quede tras haber hecho frente a sus gastos fijos mensuales. El dinero que tiene que devolver cada mes por el préstamo o crédito no deberá superar el 35 ó 40% del dinero con el que cuenta cada mes después de haber hecho frente a sus gastos.

Siempre es necesario comparar entre varias entidades y comprender a la perfección el acuerdo que se va a firmar, los intereses que se van a pagar y las posibles penalizaciones en el caso de no poder devolver el dinero en el plazo de tiempo acordado.