1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Análisis previos a la aprobación de préstamos online

Análisis previos a la aprobación de préstamos online

prestamo online

Solicitar un préstamo online es muy fácil. En la actualidad, existen muchas empresas prestamistas de capital privado que ofrecen sus productos a través de Internet. Si necesitas dinero, solo tienes que poner en el buscador “préstamos online”. Encontrarás muchas ofertas, ya que, cada vez más, estas entidades de crédito ofrecen distintos productos financieros asequibles.

Sin embargo, y a pesar de las facilidades, antes de conceder un préstamo online se realizan unos análisis previos. El hecho de que la solicitud se realice cómodamente de manera online, no significa que no vayan a asegurarse, en la medida de lo posible, de que el dinero vaya a ser devuelto en el plazo de tiempo acordado.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Qué tienen en cuenta las entidades de crédito para conceder un préstamo online

  • En primer lugar, la edad del solicitante. Algunas empresas prestamistas de capital privado consideran que la mayoría de edad financiera es de 21 años, otras conceden créditos online a mayores de 18 años. Dependiendo del producto financiero, incluso pueden considerar que el solicitante tenga más de 25 años. Así mismo, establecen un límite de edad, el cual dependerá del tipo de crédito o préstamo, del período de devolución del mismo y de la empresa prestamista

 

  • Los ingresos que percibe el solicitante. Tanto si se trata de una persona de 18 años como de una persona mayor de 65 años, es necesario que el solicitante cuente con unos ingresos regulares y suficientes para hacer frente al pago de la deuda en el plazo de tiempo acordado. A algunas empresas prestamistas de capital privado no les importan de dónde proceden esos ingresos, siempre y cuando sean suficientes para hacer frente al pago de la deuda y se perciban durante todo el tiempo que va a durar el préstamo o crédito. De ese modo, es posible justificar ingresos provenientes de una beca, subsidio por desempleo, pensión, ingresos percibidos del cobro de un alquiler, del trabajo por cuenta propia, etc.

 

  • La cuantía de los ingresos que percibe el solicitante. El dinero que la entidad estará dispuesta a prestar dependerá de la cantidad de dinero que percibe el solicitante y de sus gastos fijos. Calcularán que, después de haber hecho frente a sus gastos fijos mensuales, el solicitante no destine una cantidad al pago del crédito o préstamo mayor al 35 ó 40% del dinero que le queda para pasar el mes. Los gastos fijos se refieren al pago del alquiler o hipoteca y servicios; estos son luz, agua, gas, teléfono…

 

  • También tendrán en cuenta cuántas personas conviven en el domicilio del solicitante, determinando si los gastos son compartidos o las personas que viven la persona solicitante dependen de ella. Si esa persona está casada, si los dos miembros de la pareja perciben ingresos, si tienen hijos o personas dependientes a su cargo. Dependiendo del importe de dinero solicitado, esta cuestión será más o menos importante

 

  • ASNEF. Ninguna entidad bancaria aceptará una solicitud por un préstamo o crédito de una persona cuyos datos se hallen incluidos en una lista de morosos. Sin embargo, en la actualidad, varias empresas prestamistas de capital privado sí aceptan a personas que se encuentran en estas circunstancias. El motivo es que cualquiera puede verse incluido en ASNEF por deudas realmente pequeñas, hasta menos de cinco euros, porque no existe un mínimo para declarar a una persona en morosidad, y también por deudas injustas

Pero existe una restricción, y es que no se conceden créditos o préstamos cuya deuda, causante de sus datos en un listado de morosos, haya sido contraída con una entidad bancaria o con otra empresa prestamista de capital privado. Así mismo, cada una de estas empresas prestatarias establece sus condiciones para conceder créditos o préstamos en estas circunstancias, y es que el importe de la deuda pendiente no debe superar el límite que ellos establecen. Algunas empresas prestamistas de capital privado establecen el límite máximo de la deuda en 500 euros, otras en 2500.

 

  • El historial financiero del solicitante. Bien sea a través de herramientas informáticas como Instantor, o con los extractos bancarios que la empresa solicite, se hará un estudio del historial financiero del solicitante. A través de él, se determinará si tiene otros créditos a los que debe hacer frente, cuáles son sus ingresos y gastos, y si hace frente a sus deudas, también las que corresponden a servicios, de manera regular y correcta

 

  • Endeudamiento inteligente y responsable. Del mismo modo, las empresas prestamistas sabrán si el solicitante utiliza este tipo de créditos online como forma de financiación habitual. En ese caso, pueden denegar el crédito, ya que este tipo de créditos están creados para ser utilizados de manera puntual, para solventar imprevistos, y con responsabilidad. Aunque los préstamos solicitados de manera online hayan sido devueltos sin ninguna incidencia, pueden denegar un nuevo crédito si detectan que el solicitante utiliza este tipo de producto financiero de manera excesivamente continuada