1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Puede un pensionista con 80 años solicitar un préstamo?

¿Puede un pensionista con 80 años solicitar un préstamo?

En el mundo de los préstamos rápidos online, una persona que está jubilada y que recibe mensualmente su pensión tiene altas probabilidades de conseguir un préstamo personal. Esto se debe a que el requisito principal de los créditos online es disponer de una fuente de ingresos mínima y constante que permita pagar el crédito sin problemas.

Dada las dificultades acarreadas con la crisis económica, los pensionistas son considerados por los prestamistas privados uno de los mejores perfiles de solicitante, puesto que cuentan con la garantía de recibir cada mes el ingreso de su pensión y, por lo tanto, sus posibilidades de generar deuda son muy bajas.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Si bien las entidades crediticias que conceden préstamos para pensionistas exigen que estos sean menores de 80 años (y en la mayoría de los casos, menores de 75 años; incluso existen préstamos personales para los que no se necesita tener una nómina y que se pueden solicitar hasta con un máximo de 76 años), si la persona gana ingresos de inversiones, tales como propiedades de alquiler, Bolsa, bonos, etc., su perfil es el de un jubilado autofinanciado y puede requerir acceso a la financiación, ya que sigue siendo apto por las entidades para préstamos personales.

Para que una persona de la tercera edad pueda optar a un préstamo para jubilados y pensionistas, se tiene en cuenta que la pensión que se recibe sea suficiente para hacer frente al pago del préstamo. Además, el solicitante deberá aportar la siguiente documentación:

  • última declaración de la renta
  • credencial que le identifique como jubilado o pensionista junto al DNI
  • cuenta bancaria donde realizar el ingreso del préstamo
  • documento en el que se verifiquen los movimientos bancarios (salario, ingresos en el mes, etc.)

Sencillos pasos de solicitud

Gracias a la banca privada, hoy en día existen opciones que están ayudando a muchas familias a pasar los baches económicos teniendo la pensión como única fuente de ingresos. Desde hace años, los pensionistas son la pata que sostiene a muchas familias y, por eso, no es de extrañar que muchos jubilados opten a solicitar un préstamo personal.

Además de cumplir con la edad exigida, disponer de una pensión que garantice un ingreso constante con el que poder devolver la cuota del préstamo y presentar la documentación requerida, en nuestro comparador de Crediteria la persona sólo debe seguir unos sencillos pasos para solicitar el préstamo:

  • Comparar entre estos prestamistas existentes y elegir qué opción se adapta más a las necesidades propias
  • Pulsar en “Solicitar ahora” para dirigirse a la página oficial de la entidad
  • Indicar el importe y la fecha de reembolso
  • Completar el cuestionario online y enviar los papeles que se demandan en la forma que se indique

Diferentes perfiles de pensionistas

En la mayoría de los casos, los prestamistas establecen qué edad máxima no se puede superar para acceder a sus préstamos para pensionistas, ya sea en el momento de la firma, al vencimiento del producto o en ambas situaciones. Esto es especialmente importante cuando se solicitan préstamos a largo plazo, puesto que la avanzada edad nos impedirá contratar productos con períodos de devolución prolongados y nos obligará a devolver el dinero en menos tiempo.

Los préstamos personales nos ofrecen hasta 60.000 euros a devolver en plazos de hasta 10 años y con un coste que ronda el 8 % TAE, aunque tendremos que tener en cuenta nuestra edad cuando acabe el contrato para saber si somos aptos a solicitarlos.

(Párrafo destacado dentro del texto): Una vez que se sobrepasa una cierta edad, ésta sí es importante a la hora de solicitar un préstamo para jubilados y pensionistas y, por ello, la entidad crediticia solicita una serie de condiciones.

Por un lado se encuentran los prejubilados. A la hora de solicitar un préstamo, los prejubilados tienen la opción de contratar un seguro de vida o un seguro de amortización para poder garantizar el capital del préstamo en caso de fallecimiento o accidente. La diferencia entre ambos radica en que el seguro de vida cubre hasta los 65 años mientras que el seguro de amortización cubre a la persona prejubilada hasta los 70 años. El motivo de suscribir estos seguros es que los jubilados tienen una edad muy elevada, así que algunas entidades sólo conceden préstamos para pensionistas si se les da esta garantía extra de que recuperarán el dinero.

Otro caso es el de los jubilados menores de 75 años. Estas personas, además de contratar un seguro de vida, podrán solicitar el crédito o préstamo hasta el momento en que en el vencimiento del préstamo su edad no supere los 75 años.

Por último están los jubilados mayores de 75 años. En este caso se deberá contar con un avalista que se encargue de afrontar el pago de las cuotas si nosotros nos podemos hacerlo por cualquier motivo. Las políticas de riesgo de la mayoría de los prestamistas exigen que se presente un aval cuando se supera cierta edad.