1. Crediteria.es
  2. >
  3. Préstamos urgentes

Préstamos urgentes

Los préstamos urgentes online son muy parecidos a los créditos al instante y hacen hincapié en la ausencia de papeleo, la automatización del proceso y la rapidez en la obtención de la financiación. La diferencia fundamental es la de la cantidad a la que se puede acceder de manera ‘urgente’. Mientras que en los créditos instantáneos las cantidades raramente sobrepasan los 1.000€, en los préstamos urgentes (donde sí intervienen personas más allá de la automatización del proceso) se puede disponer de cantidades mayores, en ocasiones de varios miles de euros. Puedes comprobar las promociones actuales de este tipo de préstamos urgentes en 24 horas en el ranking de Crediteria.es

La solicitud es parecida a la de un crédito corriente. En Internet se puede empezar fácilmente con el registro en la página y los datos personales. Si no sabes qué crédito te conviene, te recomendamos que revises el ranking de Crediteria.es y compruebes qué ofertas hay actualmente, y qué préstamos o créditos se adaptarán mejor a tus necesidades. Una vez rellenado el formulario inicial con los datos, se te pedirá información referente a tus ingresos y gastos. En este punto las entidades de crédito suelen tomarse un tiempo para comprobar la veracidad de las afirmaciones y en la mayoría de los casos nos requerirán documentación adicional: una nómina, una declaración de bienes, un aval… Todo depende de la cantidad solicitada que, sin ser excesivamente grande, si es lo suficientemente importante como para que la entidad necesite al menos 24 horas para aceptar la solicitud. Igualmente es importante recordar que seguimos hablando de un crédito urgente, con lo que independiente de los documentos solicitados, el trámite no debería llevar más de un día. En general la demora que se pueda producir casi siempre será causa de la presentación de documentos, bien porque el usuario necesita tiempo para recopilarlos o bien porque la entidad solicita algún papel más. Esto último suele ocurrir cuando la cantidad es alta (por lo general por encima de 6.000€) ya que la entidad puede exigir garantías adicionales, casi siempre en forma de aval, además de los documentos habituales que suele ser la nómina o justificantes de ingresos que demuestren un nivel mínimo de solvencia. El plazo de devolución es importante ya que suele ser más corto que en los créditos habituales. Sin embargo, no es tan corto como en los créditos al instante ya que en ocasiones contaremos con varios meses para devolverlo. Pese a todo, la urgencia tiene precio y este tipo de créditos suelen llevar asociados unos costes mayores, generalmente en forma de comisión o tasa, por lo general independiente del tipo de interés que también será mayor al habitual.

¿En qué tipo de situaciones son útiles los créditos urgentes?

Como en casi todos los servicios, lo urgente suele tener un precio mayor que lo estándar. Es igual en el caso de los créditos. La mayoría de usuarios puede tener necesidades de financiación pero es conveniente tomarse un tiempo para comparar los mejores créditos personales online. Durante esa comparativa hay que definir bien qué tipo de crédito será el más adecuado para mi. Para ello es importante ordenar mis prioridades ya que dependiendo de cuál sea más importante, el tipo de crédito que más me conviene variará.

En el caso de los préstamos urgentes, el tiempo que se tarda entre la solicitud del crédito, su aprobación y su ingreso en nuestra cuenta es sin duda el factor más determinante. Por ello es fundamental contar con una entidad que pueda realizar toda esta operación de la manera más sencilla y rápida posible. La diferencia entre contar con un crédito en una hora o hacerlo en veinticuatro puede ser crucial ya que, por ejemplo, si tenemos que pagar a un proveedor esta misma tarde, es obvio que el crédito no servirá de nada si tarda veinticuatro horas. Por eso herramientas como el ranking de préstamos personales y el comparador son tan útiles. Si necesito un crédito urgente y priorizo el tiempo, lo mejor será ordenar los préstamos por lo que tardan en concederlo y elegir el más rápido. Si tengo algo más de margen, puedo elegir el que tenga una comisión más baja de entre los más rápidos.

Al fin y al cabo es una cuestión de elegir lo que mejor se adapte a nuestras necesidades y por esa razón, contar con un ranking o un comparador es tan importante, porque ayuda a elegir la mejor opción sin tener que hacer el proceso manualmente y ahorrarnos mucho tiempo.

Las situaciones que requieren un crédito urgente no son habituales. Es útil entre las pymes que necesiten realizar un pago sin demora para no quedarse sin un pedido, un material o un proveedor importante. Deben ser acciones puntuales ya que financiarse a través de créditos no es una opción sostenible a largo plazo. Sin embargo los imprevistos que puedan surgir (una avería en una maquinaria necesaria para continuar la producción) puede ser fácilmente cubierto con un préstamo rápido. Por el tipo de negocio es posible que haya un momento en que la liquidez sea escasa y un crédito será la mejor manera de subsanar esa situación rápidamente. También son muy útiles en el ámbito doméstico: accidentes, pago de facturas, averías inesperadas… Son situaciones imprevisibles que pueden pillarnos en un mal momento y los créditos urgentes son la solución ideal.

¿Existe algún otro tipo de préstamo urgente?

Además del préstamo urgente estándar existen más modalidades que pueden adaptarse mejor a las necesidades del usuario.

  • Préstamos preconcedidos.

Este tipo de créditos los concede el banco con el que trabajamos habitualmente y donde tenemos nuestras cuentas. Debido a que esta entidad dispone de todos los datos necesarios para valorar nuestra situación (histórico de ingresos y gastos, nómina, deudas…) puede hacer una estimación en tiempo real de nuestra solvencia y concedernos un crédito de manera instantánea sin hacer ningún tipo de papeleo. No se diferencia mucho en cuanto a las condiciones de contratación de los créditos tradicionales, pero nos ahorraremos el papeleo ya que la entidad dispone de todos los datos necesarios para aprobar el crédito. Por lo general la cantidad máxima para prestar y las cuotas están prefijadas, con lo que si queremos negociar esas condiciones tendremos que preguntar por un préstamo corriente.

Pese a la facilidad para obtenerlo es importante no olvidarse de compararlo con el resto de créditos del mercado. Si tenemos acceso a una cantidad determinada con nuestro banco, es posible que podamos acceder de manera sencilla a esa cantidad en una entidad externa. En ese sentido, con el comparador de préstamos de Crediteria.es puedes comprobar las condiciones de los préstamos con el fin de elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

  • Créditos al consumo.

Estos créditos son casi instantáneos, pero son facilitados por comercios para financiar la compra de alguno de sus productos. Por lo general los concede una filial de esa misma empresa dedicada a la financiación o bien una empresa externa (como las que mostramos en el ranking de Crediteria.es) que nos facilitará el producto y la financiación. La diferencia con un crédito normal es que este está limitado a la compra de un artículo determinado y no se ingresará dinero alguno en la cuenta del usuario. La entidad se encargará de abonar la cantidad correspondiente al artículo adquirido al comercio y el cliente se comprometerá a devolver esa cantidad a la entidad de crédito abonando el interés y en los plazos pactados. Por lo general las condiciones suelen ser más ventajosas que cuando se solicita esa misma cantidad de dinero a una entidad, aunque está obviamente limitado a la adquisición de ese bien en concreto.

Financiación urgente para tus necesidades

Los préstamos urgentes son una solución ideal para los usuarios que buscan financiación en un corto periodo de tiempo sin papeleos y con garantías. Existen muchos productos en el mercado y el comparador de Crediteria.es te mostrará toda la información que necesitas para que puedas tomar la decisión que mejor se adapte a tus necesidades. Clasifica todos los productos por tipo de interés, plazos de devolución, cuotas, comisiones y demás condiciones para saber cuál se adapta mejor a lo que estás buscando. Cualquier imprevisto (accidentes, averías…) puede crearnos una necesidad de dinero con la que no contábamos y para la que en muchas ocasiones no estamos preparados. Cuando la prioridad es obtener liquidez de una manera rápida y sencilla, los créditos urgentes son sin duda la mejor opción ya que nos garantizan contar con liquidez en el momento más importante.

¿Por qué contar con este tipo de productos en una situación de emergencia?

Los créditos urgentes se pueden solicitar sin papeleos, dado que no requieren de la mayoría de documentos que requieren los préstamos corrientes, ni suelen necesitar avales cuando hablamos de cantidades no muy altas. Es tan sencillo que se puede hacer todo el proceso a través de Internet o teléfono, y en pocos minutos u horas podrás tener el dinero que necesitas en tu cuenta. Recuerda que los créditos corrientes pueden ser más baratos pero no disponen de la agilidad del servicio que te ofrecen los créditos urgentes.