1. Crediteria.es
  2. >
  3. FAQ

Preguntas frecuentes

1. ¿Cómo puedo acceder a un crédito personal?

La evolución de los servicios financieros en los últimos años ha hecho que los préstamos personales sean hoy mucho más accesibles y sencillos para todo el mundo. Las entidades de crédito han dejado de ser únicamente un lugar físico para tener presencia en Internet, donde se pueden gestionar todas las necesidades de los usuarios de manera online. Gracias a esto, es posible acceder a estos servicios sin salir de casa y solo con la ayuda de un ordenador o un teléfono móvil. La información necesaria para solicitarlos suele ser bastante sencilla y cualquier persona podrá tramitar el proceso completo sin dificultad en una sola tarde. No obstante, la facilidad para conseguir un préstamo o micropréstamo online es un arma de doble filo ya que es importante conocer bien las características del mismo para no elegir un producto que no responda a mis expectativas. Para salir de dudas y contar la mejor información posible, herramientas como la calculadora de préstamos de crediteria.es son muy útiles y están accesibles a todos los usuarios de manera gratuita en su web.

2. ¿Qué debo tener en cuenta antes de solicitar un crédito personal?

El primer paso antes de solicitar un préstamo personal es conocer bien mi propia necesidad de financiación. Es igualmente problemático conseguir una cantidad menor a la que necesito que pasarme y pedir más dinero que el que realmente voy a utilizar. Financiarse de manera insuficiente no resolverá el problema y aún así adquiriré una deuda que tendré que devolver con intereses. En el caso de que pida más dinero del que voy a usar, implica que voy a pagar más intereses de los necesarios. Una vez que tenga clara la cantidad que necesito, es importante analizar las condiciones del préstamo. Hay muchos factores importantes que hay que tener en cuenta pero no siempre la información es lo suficientemente sencilla y precisa. Para simplificar esta tarea se puede usar la calculadora de préstamos de crediteria.es, que comparará todas las ofertas que nos puedan interesar y mostrará la información de una manera fácil y comprensible. Gracias a este tipo de herramientas cualquier usuario podrá resolver la mayoría de sus dudas y conseguir así la oferta que mejor se adapte a sus necesidades, y evitar aquellas empresas de préstamos injustos.

3. ¿Cuánto cuesta un préstamo de día de pago?

El coste de los préstamos de día de pago depende de cada entidad de crédito. Las dos características más importantes son el tipo de interés y las comisiones que suelen ser más altos en estos casos al realizarse en periodos más cortos de 1 mes, o en ocasiones se pueden fraccionar sobre varios meses. El tipo de interés determinará la cantidad de dinero extra que tendré que devolver una vez finalice el plazo de devolución. Es básicamente lo que me costará el préstamo.  Esta cifra varía en función de varios factores como la cantidad del crédito, el plazo de devolución o las características del producto. Por lo general el interés será mayor cuanto mayor sea la cantidad prestada, además del nivel de riesgo que la entidad esté asumiendo con el prestamista. Tan importante como el tipo de interés es saber cada cuánto se aplica ya que no es lo mismo un interés del 10% mensual que del 10% anual. Utilizar un comparador es indispensable para reconocer estas pequeñas diferencias entre las diferentes ofertas del mercado y evitar equivocaciones que pueden salir muy caras.

En cuanto a las comisiones, es algo con lo que habrá que prestar especial atención ya que son costes que no siempre son claros y pueden suponer un coste bastante alto. Habitualmente las comisiones se cobran por la prestación de servicios relacionado con la concesión del crédito. Además de saber cuánto nos van a cobrar es necesario saber por qué. Por último, es muy importante tener claros los plazos de devolución. No solo las cuotas que hay que devolver sino el tiempo que tendremos para hacerlo. Es posible que haya ofertas que sean más baratas pero cuyo plazo de devolución sea más corto. Esto implica que no tendremos la misma capacidad para devolver una cantidad si tenemos 1 mes de margen que 3 meses. Además de tener en cuenta todas estas cosas es vital comparar todas las ofertas posibles con un comparador como Crediteria.es – tu comparador de préstamos personales, donde tendrás toda la información necesaria para elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

4. ¿Cualquier persona puede acceder a un préstamo a día de pago?

La aprobación de este tipo de préstamos a día de pago tiene algunos requisitos que si bien a priori no tienen por qué ser muy estrictos, es importante tener en cuenta. El principal obstáculo es tener deudas anteriores sin devolver, y por tanto si el solicitante se encuentra inscrito en un listado de morosos como ASNEF. Una vez me conceden un crédito, mis datos pasan a formar parte de un fichero de la entidad que se encarga de financiarme. Pese a estar protegido por la Ley Orgánica de Protección de Datos, en el caso de que el deudor no pueda afrontar la devolución de la deuda, sus datos pasarán a formar parte de una lista de morosos accesible por parte del resto de entidades de crédito. La primera comprobación que realiza una entidad de crédito antes siquiera de empezar a negociar las condiciones del préstamo es comprobar esta lista y asegurarse de que el cliente no tiene deudas sin pagar, lo que le haría no apto para recibir un nuevo préstamo debido al alto riesgo de impago y por lo tanto se le denegaría automáticamente la petición. Hay muchos otros factores importantes a la hora de que la solicitud se apruebe y algunas entidades son capaces de ofrecer préstamos con ASNEF. Con cantidades pequeñas apenas hay requisitos pero a medida que aumenta la cuantía aumentan también las condiciones y la dificultad para conseguir el crédito. De cualquier forma, si estoy al corriente de mis pagos y no tengo deudas, no suele haber trabas para conseguir financiación en el mercado.

5. ¿Me concederían un préstamo de día de pago si no soy solvente?

Las condiciones de los préstamos de día de pago son muy variadas y dependen de cada entidad. Si me encuentro en una situación de insolvencia financiera y aún así necesito financiarme, es posible que se me conceda el crédito igualmente, pero probablemente la entidad me exigirá algunas garantías que sirvan como aval para poder recuperar el dinero en caso de impago. Dado que la falta de solvencia suele ser una situación coyuntural, aunque importante, este factor no me descartaría automáticamente. La tenencia de activos tales como propiedades, bienes, rentas o acciones podrían resultar suficientes para la concesión del crédito.

Por lo general, una persona que solicita un crédito es debido a que necesita financiarse, ya sea para realizar algún pago, hacer frente a una situación inesperada o para invertir. Lo que hace apta a una persona no es el dinero que tiene actualmente en su cuenta bancaria, si no la capacidad que tenga para generar rentas futuras y devolver el préstamo con garantías. Es por ello que en la mayoría de los casos la situación personal es lo más importantes, ya que una persona con unos ingresos fijos y una serie de activos tendrá más capacidad de devolver esa deuda que alguien con dinero en el banco pero sin una nómina ni propiedades. La solvencia es importante pero no es lo único que estas entidades tendrán en cuenta a la hora de decidir si una persona es apta o no para la concesión de un préstamo de día de pago.

6. ¿Es posible conseguir un préstamo personal sin ningún coste?

A menudo las entidades financieras realizan ofertas (por lo general en el primer préstamo) de cantidades pequeñas que puedes solicitar y posteriormente devolver sin ningún tipo de comisión ni interés. Pese a que no se cobrarán servicios derivados de la concesión del préstamo ni interés alguno, no hay que olvidar que seguiré sujeto a la obligación de devolver esa deuda en las mismas condiciones que el resto de usuarios. Además se me exigirán las mismas garantías y exigencias de pago que al resto. La única diferencia entre este tipo de préstamo y uno normal es que al pagar la última cuota, la cantidad que habré devuelto será exactamente la misma que me prestaron inicialmente, con lo que en la práctica, me están dejando dinero sin ningún coste.

Un préstamo sin coste de este tipo es una manera ideal de probar estos servicios y saber si puede resultarme útil para mi día a día o mis negocios. ¿Cómo puedo saber qué entidades de crédito pueden prestarme dinero a coste cero? Lo más útil es utilizar el comparador de Crediteria.es. En él encontrarás toda la información sobre préstamos personales y completamente actualizada de todas las ofertas del mercado. Debido a que el préstamo personal sin coste suele ser una oferta puntual (generalmente limitada solo al primer crédito que realiza el cliente) es importante elegir bien con quién solicitarlo ya que lo más probable es que no se pueda realizar con la misma entidad una segunda vez.